Boletín 06

 
 
  Hace un par de décadas, las bibliotecas públicas de Medellín se podían contar en los dedos de las manos, pero con el pasar de los años la ciudad cuenta ya con una biblioteca en cada uno de sus cinco corregimientos y también una en 13 de sus 16 comunas. Sin embargo, este crecimiento no se queda sólo en la apertura de bibliotecas en todos sus rincones, sino que ha favorecido que en la ciudad pasen otras cosas con las lecturas, las escrituras, la gestión social y cultural, los servicios bibliotecarios y, los más importante, con los ciudadanos, que por diversas razones llegan a las bibliotecas públicas o participan en algunos de sus programas descentralizados.   La ciudadanía comenzó a apropiarse con más fuerza de las bibliotecas públicas y estas, aparte de crecer en número, crecieron en espacios y programas. Se ganaron el cariño de una ciudad y un lugar importante en el desarrollo social y cultural de las comunidades: su conquista ciudadana fue posible gracias a que en estos espacios había procesos orientados a favorecer el desarrollo humano integral de las personas mediante el acceso libre a la información, la promoción de la lectura, la escritura, la oralitura, el acceso a las TIC y la construcción de tejido social y capital cultural.
Gonzalo Oyarzún Presidente de Iberbibliotecas

En una sociedad cada vez más abierta, las bibliotecas públicas son un espacio privilegiado para dar visibilidad a todos los integrantes de la comunidad, indistintamente de su condición, por cuanto no sólo son espacios democráticos por excelencia, sino acaso también una de las instituciones más democráticas de nuestras naciones, donde a nadie se le prohíbe ni restringe el acceso a la cultura, la información, la recreación y la participación, en donde la inclusión juega un rol decisivo.
 
 
En el 2015, el Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística – IBGE publicó el Perfil dos Estados e dos Municípios Brasileiros 2014 – Cultura, un completo reporte estadístico sobre el panorama cultural brasileño que mide de forma exhaustiva el estado actual de los medios culturales y de comunicación, de la infraestructura relativa a proyectos culturales, de la actividad legislativa en torno a políticas culturales, entre muchos otros aspectos. El informe inicia con una breve y juiciosa introducción que le dará al lector un buen panorama de los avances en materia de mediciones estadísticas de la cultura desde el siglo XX, arrancando por los esfuerzos de la Unesco a mediados de siglo y llegando a las realidades específicas de los estudios estadísticos culturales en Brasil. El texto introductorio acierta especialmente en ligar la ampliación del concepto de cultura con los avances en la medición de nuevos fenómenos que ahora nadie dudaría en incluir en esta esfera.
   
  El Programa Iberoamericano de Bibliotecas Públicas, Iberbibliotecas, tiene el gusto de presentar un breve perfil de cada uno de los diez proyectos ganadores de la 3ª Convocatoria de Ayudas 2015, que contó con la postulación de más de setenta proyectos de toda la región. Como en cada edición de la Convocatoria, el Comité Intergubernamental de Iberbibliotecas buscó proyectos que consolidaran a las bibliotecas públicas como espacios de libre acceso a la información y a la lectura, que propusieran iniciativas sólidas en pos de la inclusión social y que contribuyesen a cualificar la educación y el desarrollo de la región. Los diez proyectos seleccionados no sólo presentan sólidas propuestas de promoción de lectura, fortalecimiento de bibliotecas públicas e integración social a través de la cultura, sino que sirven también a modo de mapa de las tendencias de trabajo que se han consolidado y empiezan a surgir en el espacio iberoamericano en torno a la lectura y las bibliotecas.
 

Con el objetivo de consolidar a las bibliotecas públicas como espacios de libre acceso a la información y a la lectura, trabajar por la inclusión social y contribuir a cualificar la educación y desarrollo, el Programa Iberoamericano de Bibliotecas Públicas, Iberbibliotecas, realiza anualmente una Convocatoria de Ayudas dirigida a bibliotecas públicas de los países y ciudades miembros. La Convocatoria de Ayudas 2016 recibirá la postulación de proyectos que respondan al objetivo de laLínea 4, Servicios bibliotecarios innovadores (consulte aquí la definición completa).